140 exTreBeO micropodcast: THERMÆ ROMÆ


Japón, el primer mercado mundial del cómic, presenta una enorme variedad de géneros entre los que podemos encontrar cómics para todas las edades y sobre todos los temas. Hoy presentamos un cómic muy entretenido y a la vez instructivo de la autora Mari Yamazaki. El éxito en Japón de esta historia titulada Thermae Romae hizo que lo que iba a ser un solo tomo se convirtiera en una serie, que se publicó en el país del sol naciente entre 2008 y 2013 y que generó -asimismo- un anime y 2 películas de imagen real. 

[BOTÓN DERECHO + GUARDAR COMO]

o ESCÚCHALO online pinchando directamente.

http://www.ivoox.com/podcast-comic-extrebeo_sq_f112441_1.html
(y en iTunes)

En nuestro país es una colección de 6 volúmenes publicados por Norma Editorial, de unas 180 págs. a 8 € c/u, en tamaño libro de bolsillo y sentido de lectura oriental. Yamazaki nos cuenta la historia de Lucius Modestus, un arquitecto romano del siglo II d.C. que en época del reinado del emperador Adriano no consigue mucho éxito en su trabajo... hasta que sufre un accidente. Lucius pierde el sentido en una terma en la que intentaba relajarse tras ser despedido y acaba viajando, no sabemos por qué, a través del tiempo hasta unos baños públicos japoneses del siglo XXI. A partir de aquí Lucius, de forma periódica, sufrirá parecidos accidentes en los cuales vivirá las situaciones curiosas, cómicas y sorprendentes que cabe suponer, trayendo en sus regresos a la Roma imperial ideas que le van a permitir triunfar como arquitecto de termas. Al principio de la serie los episodios son prácticamente autoconclusivos pero según avanza esta aparecen tramas más largas. La historia destaca por insertar en un contexto histórico real la peripecia fantástica del protagonista de forma coherente y simultaneando ambos elementos adecuadamente (de forma que... casi podría haber sucedido).

El resultado es un cómic de muy agradable lectura, divertido e instructivo a un tiempo, ya que la autora japonesa nos da a conocer el mundo de la cultura termal, tanto la romana antigua como la japonesa actual, resaltando sus paralelismos y otros detalles de la vida cotidiana antigua (al final de cada capítulo Yamazaki incluye un par de páginas con comentarios y fotografías que muestran el origen histórico de muchos de los hechos, lugares y situaciones en las que se ha inspirado; la mangaka, por otro lado, conoce Italia y está relacionada personalmente con el país). El dibujo en blanco y negro, como casi todos los mangas, es realista y bastante detallado al reflejar la ambientación (paisajes, construcciones, ropas y objetos), algo fundamental en este caso dadas las características de la historia en las que hay que distinguir bien entre dos épocas tan diferenciadas. 

El éxito de Thermae Romae llevó a que se produjese una adaptación en anime (en capítulos en animación flash, no muy lograda) y 2 películas de imagen real (trailer), rodada en el caso de la 1ª en los Estudios Cinecittá de Roma, que sí resultan muy divertidas y excelentemente ambientadas. Nos sorprende, dado nuestro habitual etnocentrismo, ver a actores japoneses mezclados con actores occidentales pero el resultado es bueno (el protagonista, Hiroshi Abe, convenció como romano a los italianos participantes en el rodaje).

Esta obra, con su originalidad y frescura exenta de pretensiones, nos hace reivindicar una vez más el manga o cómic japonés. Dada su variedad, resulta difícil pensar en un lector para el que no pudiéramos encontrar un género o autor de su agrado. El pequeño inconveniente del sentido de lectura oriental (que, por cierto, no afecta a todos los manga) se supera muy rápidamente, a lo cual colaboran por lo general el pequeño tamaño de las páginas (con una media de 5 ó 6 viñetas en cada una) y, por supuesto, la calidad de muchas de estas obras. Toca superar ya el prejuicio basado en la ignorancia que identifica el manga solo con cómics de contenido adolescente, sexual y/o violento y abrirse a conocer a autores tan geniales como los que, por ejemplo, nos encontramos en el mundo del cine y que, al igual que en el 7º Arte, han influido en autores occidentales (españoles incluídos... ¡GARCÍA!, sin ir más lejos, del que hablamos aquí hace poco y cuya 2ª parte sale en un par de semanas).

Comentarios